Maestros
A lo alto del orgullo nunca llega la virtud